Artículos Islam

¿Qué es una Mezquita?

Una mezquita es un lugar donde los musulmanes nos reunimos con el principal objetivo de la adoración del Creador. A lo largo de la historia islámica, la mezquita fue el centro de la comunidad y las ciudades se formaban alrededor de este edificio central. Hoy día, especialmente en los países musulmanes, las mezquitas se encuentran prácticamente en cada esquina, facilitándoles a los fieles el realizar las cinco oraciones diarias. En Occidente, las mezquitas son lugares donde, mas allá de la importancia de la adoración, se han convertido en una sede social, cultural y educativa con un amplia variedad de servicios.

Las mezquita tienen infinidad de formas y tamaños y difieren de una región a otra asimilando y plasmando en ellas la arquitectura y las artes de cada lugar de tal forma que los artesanos y talleres se han concentrado en hacer sus mejores trabajos en estos edificios. Así mismo, la mezquita siempre responde a una necesidad y, por tanto, en los lugares de una alta densidad de población musulmana podemos encontrar una mezquita en cada esquina.

Hay, sin embargo, ciertas características que son comunes a todas las mezquitas aunque no obligatorias. Toda mezquita tiene un mihrab, que puede ser un nicho en la pared o simplemente una marca que indica la dirección hacia La Meca, la dirección hacia la que rezamos los musulmanes. Muchas mezquitas tienen un mimbar (o púlpito) desde el que el imam pronuncia el jutba o discurso cada viernes. 

Otras características comunes incluyen minaretes, torres altas utilizadas para llamar a la comunidad a la oración. Los minaretes son muy visibles y se identifican estrechamente con las mezquitas. Normalmente, hay una amplia zona de oración cuadrada o rectangular. A menudo toma la forma de un techo plano sostenido por columnas o por un sistema de vigas horizontales soportadas por arquitrabes. En otros diseños comunes de mezquita, el techo consiste en una cúpula grande individual sobre pechinas. Por lo general, hay áreas de oración separadas, con entradas distintas para hombres y mujeres.

Las mezquitas se han desarrollado significativamente en los últimos 1.400 años. Muchas tienen patios que contienen fuentes y piscinas decorativas, que originalmente abastecían de agua para las abluciones antes de la oración. En la actualidad, sin embargo, cuentan con instalaciones más privadas para la realización de las abluciones y para los servicios sanitarios. Originalmente, las mezquitas eran estructuras sencillas con suelos de tierra, ahora tienen por lo general suelos cubiertos con alfombras. En su mayoría no están decoradas más que con líneas rectas de diseños geométricos que aseguran que los musulmanes se alineen en filas rectas para realizar sus cinco oraciones diarias.

Nunca hay imágenes de seres vivos ni estatuas en las mezquitas, pues en el Islam está prohibido que tales cosas se mantengan o se muestren, ya que solo se adora a Allah y a nadie ni a nada mas. En ocasiones, las paredes interiores de la mezquita están decoradas con aleyas del Corán en caligrafía árabe, o con intrincados diseños geométricos. Los patrones están hechos a partir de diversos materiales, incluyendo mosaicos, estuco, piedra, cerámica y madera. Los diseños más clásicos se conocen como arabescos, y toman la forma de una red radial en la que predominan las formas de círculos y estrellas. Los diseños pueden ser en dos o tres dimensiones.

En su gran mayoría, incluso en países áridos y desérticos, las mezquitas son refugios frescos y serenos. Cuando una persona entra en una mezquita, se aleja del ajetreo y del bullicio del mundo material y se retira a un refugio de calma. Las mezquitas son casas de adoración. Sin embargo, los musulmanes tienen permitido orar en cualquier lugar. El Profeta Muhammad, que la misericordia y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: “Toda la Tierra ha sido hecha una masyid para mí”. Masyid es la palabra árabe para mezquita. Sin embargo, mientras el término “mezquita” ha terminado significando específicamente un edificio para la oración, la palabra masyid mantiene muchas capas de significación.

En el sentido más literal, masyid significa “lugar de postración”. La palabra árabe proviene de la raíz “sa-ya-da” que significa “postrarse”. Cuando la frente de un musulmán toca el suelo, está más cerca que nunca de Allah. La oración establece una conexión entre el creyente y su Señor, y la postración simboliza su completa sumisión.

La palabra mosque (mezquita) fue introducida al idioma inglés a finales del siglo XIV o comienzos del XV proveniente del francés. Proviene de la palabra francesa mosquée que proviene del francés antiguo mousquaie. A su vez, el francés la derivó de la palabra italiana moschea que proviene de moscheta. Los italianos la tomaron directamente de la palabra árabe masyid o de la palabra del español antiguo mesquita.

Así, podemos ver que la traducción de la palabra árabe masyid al inglés se convirtió en mosque y al español en mezquita. Una mezquita es una casa de oración y un lugar de postración. Es un edificio diseñado y construido específicamente para la adoración de Allah. Es donde los musulmanes se paran hombro a hombro, unidos por su amor a Allah y su deseo de agradarlo solo a Él.