Noticias

El recuerdo

Casi parece una desvergüenza cuando apenas ha pasado una semana de los atentados de Nueva Zelanda intentar hablar de otras cosas. El relativo interés que tienen las sucesos, a pesar de las terribles imágenes, la desolación de familiares y amigos y esa expresión de incomprensión que maquilla la cara de todos los allegados al suceso, no deja de ser alarmante.

La confirmación del tratamiento dispar de una noticia donde los musulmanes son los atacados u otra donde supuestamente son los que atacan. Y en este punto cabe reseñar que en todos y cada uno de los casos los musulmanes son los perjudicados, ya sea por un ataque directo como el de Nueva Zelanda o por otro tipo de ataques en nombre del Islam, que en definitiva sirven para poner en el punto de mira a la comunidad musulmana. Todo ello a pesar de las infinidades de veces que, en todos estos casos, se expresa la total repulsa y la total desconexión con este tipo de individuos.

The Guardian hace unos día publicaba un estudio curioso. Los medios de comunicación se hacen eco de un hecho donde son atacados directamente los musulmanes 375% menos que los casos donde, supuestamente, ellos son los autores del ataque. Nada nuevo y todo lo esperado, pero ahora es The Guardian quién lo dice y parce que la reputación del medio es de sobra conocida.

El recuerdo de las victimas de estos terribles sucesos goza de mucha importancia. Las muestras en infinidad de lugares a lo largo de todo el mundo han sido muy gratificantes. En este sentido quiero desatacar el encuentro organizado por el Centro Cultural Islámico Catalán, el centro ubicado en la zona barcelonesa del Clot ha salido en el día del Yumu’ah de su local habitual para celebrar la preceptiva oración del mediodía en el parque publico del Clot.

El evento en cuestión ha tenido una masiva participación de la comunidad musulmana y ha contado con una numerosa representación diplomática y de dirigentes significativos de la comunidad musulmana y la comunidad civil. Las palabras de repulsa sobre los actos terroristas de cualquier tipo, el recuerdo a las victimas y un mensaje claro sobre la posición del Islam han sido los hilos conductores de los intervinientes en el acto.

A las diferentes intervenciones ha seguido el preceptivo discursos del Yuma por parte de Shaij Mahmoud Jaafar y el correspondiente salat del mediodía. El encuentro ha finalizado con la celebración del salat por los difuntos.

Mi mas sincero agradecimiento a los organizadores del encuentro que con una masiva participación ha sido ejemplar y se ha desarrollado en un ambiente de respeto.

Sin duda ha sido una expresión del recuerdo sincero de la gente que ha fallecido y una muestra de la misericordia de los musulmanes como parte de una comunidad global.